La misma cantinela

***El pasado 10 de Diciembre de 2019 asumió la presidencia de la Nación Argentina Alberto FERNANDEZ, y en su discurso inaugural convocó a todos los ciudadanos a “la unidad de todos los argentinos en pos de la construcción de un contrato de ciudadanía social para superar el odio, el hambre y el despilfarro”.

***Desde allí se comenzó a gestar en realidad un nuevo contrato social al ya planteado por la anterior gestión neoliberal-conservadora-oligárquica del llamado Frente Cambiemos, ahora con una clara orientación redistributiva del ingreso.

***Sobre una base lógica y elemental, de que quienes más capacidad económica tengan, tendrán que afrontar la emergencia en pos de los más necesitados, se dictaron medidas de emergencia con dos metas muy claras: recrear el mercado interno y favorecer a los más necesitados.

***De esta manera se decidió congelar tarifas, entregar tarjetas alimentarias, imponer tributo adicional a la compra de dólares, gravar igualmente compras de bienes y servicios en el exterior, y bonos de fin de año para los beneficiarios de AUH y jubilados, y retenciones al agro.

***Y entonces la tan vieja como vigente grieta social y económica se hizo evidente otra vez, y los sectores reaccionarios y elitistas de la Nación realimentaron su odio visceral a toda medida de índole popular que pueda poner en riesgo sus intereses y sus privilegios, y de la mentirosa oposición constructiva prometida, saltaron rápidamente como buitres al rechazo total.

***Y salieron los economistas y sabelotodos, opinólogos y periodistas comprados, a repetir frases hechas tales como “es un parche cortoplacista”, “se va desfinanciar la energía” o “es un paliativo escaso”, seguidos como siempre por la parasitaria clase media que sin formar parte de la elite, repite robóticamente el discurso.

***Y apenas a nueve días de gestión, sin tomar conciencia de que cuatro años de desgobierno anterior no se pueden enderezar en una semana, salieron los trolls y los copistas mate lavado en las redes a convocar a una marcha bajo los hashtags #18DTodosalcongreso; #18DCacerolazonacional; #18DVolvieronpeores, y la infaltable misma cantinela de la SRA, “El campo junto a la Ciudad”.

***Así parte del 40% que ha elegido seguir apoyando la fallida gestión de Juntos Por el Cambio, se reunió otra vez en los lugares habituales de convocatoria, para oponerse a todas las medidas, sin rastro del fanatismo republicano que les caracterizaba antes cuando afirmaban, que no había que ocupar las calles porque eran sus representantes los que gobernaban.

***Entre las promotoras principales de esa movida esta la señora Elisa CARRIO, aparentemente olvidada de que con su apoyo explícito y de sus dependientes de la llamada Coalición Civica, apoyaron el estado de emergencia en los dos primeros años del macrismo, y fueron actores principales de otro desastre parecido en el 2001.

***Ese sistema se mantuvo hasta Septiembre de 2017, con más facultades extraordinarias que ahora, entre ellas meter mano al dinero de los jubilados a mansalva, queriendo hacernos creer que la preocupación de los macristas es ahora proteger a los jubilados.

***Y como era de esperar en las plazas principales y legislaturas de las Provincias se reunió –sin mucha concurrencia hay que decirlo- la impronta de desclasados que descargaron su resentimiento, sintiéndose distintos, superiores, la gente como uno.

***Y dijeron toda clase de barbaridades sobre las medidas que aún no se discutían en el Congreso Nacional, sin entender siquiera que son de emergencia y como tales transitorias, para que quienes más poder contributivo tienen paguen con sus recursos sobrantes el alimento básico de niños, pobres y jubilados.

***Sencillamente porque los nuevos cuatro millones de pobres y la pérdida del poder adquisitivo de esos jubilados, fue un efecto directo de los viajes de la clase media y media alta con dólar barato subsidiado al exterior y la especulación de los exportadores, que entre ambos sumaron no pocos millones a la fuga de divisas.

***Medidas que además hubo que tomar inevitablemente, luego de que el gobierno anterior dejara fugar 133.000 millones de dólares, y se dedicara sistemáticamente a saquear el Fondo de Garantía de Sustentabilidad del ANSeS, recibiéndolo con 67.000 millones de dólares y entregándolo con menos de 22.000 millones de dólares.

***Oponerse o desconocer un concepto tan básico como elemental de priorizar a los más necesitados, no es un aspecto a conversar, no es negociable, se impone ha como de lugar, y quien no esté de acuerdo en colaborar puede tomar la decisión que le parezca, pero la única que no podrá tomar es la de no cumplir.

***Hay nuevos aires y un nuevo contrato social más justo y equitativo en el País, los privilegios no van a seguir siendo amparados, y la paquetería turística y los exportadores favorecidos durante cuatro años de manera escandalosa, tendrán que empezar a pagar.

***Y a los quejosos y agoreros que vaticinaban que si volvía la grasa militante se irían del País –otros decían que se tirarían desde el balcón- los invitamos cordialmente a cumplir sus promesas cuanto antes.

***Cuando esto ocurra, los Argentinos que nos quedamos a poner el hombro y apoyar la justicia social, podremos contar con el alivio de separarnos de quienes encerrados en sus avaricias y sus miserias, prefieren seguir viviendo en el egoísmo y el odio.

***Con su perversa forma de ser y de pasar la vida, con total carencia del sentido de Patria y de solidaridad, márchense cuanto antes, y tengan la seguridad que nadie, absolutamente nadie, derramará una lágrima por ustedes.

Por Daniel Tort

Esta entrada fue publicada en General. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *