TODOS FINGEN, TODOS MIENTEN, TODOS DEFRAUDAN

Por Daniel Tort.-

***Durante una extensa jornada legislativa, la Cámara de Diputados de la Nación Argentina, ha dado media sanción al proyecto de establecimiento del famoso 82% móvil, para jubilados y demás beneficiarios del sistema previsional. Se espera el paso por la Cámara de Senadores la próxima semana, y en caso de sancionarse la norma, el Jefe de Gabinete Aníbal Fernández ya anticipó que la Presidenta de los Argentinos vetará la misma. Conviene aclarar  un aspecto importante, para dimensionar la cuestión. El porcentaje en discusión los es sobre el monto del salario mínimo vital y móvil vigente, que fija periódicamente el Consejo Nacional de Empleo, la Productividad y el Salario, esto es la suma de $ 1.426,80.- desde la hipotética vigencia y hasta el mes de Diciembre de 2010, y de $ 1.508,80.- a partir del mes de Enero de 2011, y de ninguna manera será el 82% del equivalente a la misma categoría del trabajador en actividad, viejísimo  anhelo de la clase pasiva, de difícil por no decir de imposible conquista en un sistema liberal capitalista como el nuestro.

***Después de doce horas de discusión –vaya un pollo por tantas gallinas, ya que los señores diputados sesionan cuando quieren, dan quórum cuando les conviene, y en general trabajan bastante poco- y con airados debates y réplicas, se aprobó el proyecto de mayoría de la oposición con amplio margen. (136 a favor y 89 en contra), y de los  discursos de cada uno de los que solicitaron la palabra, quedó muy en claro que  ninguno de ellos está pensando seriamente en los jubilados, y que han pretendido imponer cada uno el  interés de su sector, en actitudes mezquinas y solapadas, que demuestran la fragilidad de nuestro sistema de representación.

***La opinión de los representantes del oficialismo –repentinamente olvidados de las promesas electoralistas que aseguraban este beneficio- es que la Argentina entrará en default si se aprueba la norma, porque el Estado Nacional no cuenta con recursos suficientes, y que el  proyecto es desestabilizador, y una artimaña  proselitista. ¡Y Pensar que una y otra vez, ante las cámaras de televisión, estos mismos personajes no se cansan de repetir que para las elecciones falta mucho y que no están en campaña!

***Por su parte los oradores de la oposición, se rasgaban las vestiduras hablando de la necesidad de nuestros abuelos, cuando la mayoría de ellos participaron de la reducción del 13% en tiempos del inefable ex ministro de economía Felipe Domingo Cavallo, levantaron las copas de champán con los capitostes de la Sociedad Rural cuando Cleto Cobos dio su famoso voto no positivo para evitar que los bendecidos por la exportación de soja aportaran una parte de sus gigantescas ganancias y reiteradamente miran para otro lado cuando el Poder Ejecutivo Nacional sigue arreglando por su cuenta la deuda externa –eterna- nacional, cuando esa es una atribución expresa del Congreso de la Nación.

***Otro sector que se auto titula de izquierda, emitió un dictamen de minoría, que proponía el aumento de los aportes de los empleadores al sistema de la seguridad social, para recaudar los 17.000 millones de pesos anuales que, sumados a los 11.000 millones de pesos de superávit  fiscal, alcanzarían para afrontar los pagos. Es el mismo sector que cuando se quiso sancionar la Resolución 125 para que aportaran más los terratenientes de la soja, lo que hubiera permitido una recaudación más o menos igual, votaron en contra. Como se aprecia, la coherencia estuvo ausente.

**Así las cosas, cualquiera fuera el resultado de la votación en el Senado de la Nación la semana próxima, los jubilados deben tener muy en claro que no obtendrán beneficio alguno. Si los senadores de la oposición no reúnen los votos suficientes, el oficialismo habrá ganado otra vez, la batalla de los acuerdos por afuera, comprando voluntades de los indecisos,  y hasta  haciendo concurrir a La Rata (ex presidente constitucional en el periodo 1989-1999), que afirma siempre no tener ningún acuerdo con la Señora Presidenta y el ex presidente en funciones Néstor Kirchner – lo que nadie cree, por cierto – luego de observar sus  oportunas enfermedades cada vez que al oficialismo le convenía su ausencia. Si en cambio se aprueba la ley, la Presidenta de la Nación la vetará, pagando el costo político de esa decisión electoralmente, que es precisamente lo que busca la oposición hipócrita que promueve el proyecto.

Esta entrada fue publicada en Editoriales y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>