Se quejan de las políticas populistas pero…

Por Daniel Tort

Durante el fin de semana fresco, que aconsejó estar más pegado a la pantalla del televisor que otros días, hemos podido observar cómo un virtual lanzamiento de ciertos sectores de la oposición que parece que están cerrando filas de manera increíble con tal de conformar una sola línea opositora para el 28 de octubre.
Así, por ejemplo, las diatribas casi hasta con insultos que meses atrás se prodigaban Ricardo Alfonsín con el señor De Narváez, por ejemplo, ahora parece ser que va a comenzar una pequeña luna de miel o las diatribas escandalosas y los anuncios apocalípticos de la señora Carrió que ahora se han transformado en dulces cantos de sirenas. Mientras tanto, durante el fin de semana se ha intensificado esa campaña mediática de los grandes medios de comunicación, diría cada vez menos grandes pero todavía influyentes en la opinión del gran público argentino que pegado a las pantallas de televisión (sobre todo los fines de semana) quizás pueda tener una desinformación de lo que verdaderamente ocurra, porque ha sido muy notorio el avance de los comunicados de los grupos empresarios sobre, por ejemplo, de que existiría de parte de la actual conducción gubernamental una deliberada política oficial para perjudicar el desarrollo de las empresas privadas.
En este aspecto, y en función de la honestidad periodística, vamos a decir que seguimos al señor Alfredo Zaiat, alguien que de economía sabe y mucho y ha escrito una síntesis durante el fin de semana.
El señor Alfredo Zaiat nos hacer ver que, y concordamos, ¿hay una deliberada política oficial para perjudicar el desarrollo de las empresas? Eso es lo que manifiestan las cámaras empresarias.
Otros dicen que hay una ausencia de clima de negocios, que no hay un buen panorama para invertir en la Argentina, que hay dificultades en el sector privado, que no hay seguridad jurídica y a todo esto se lo achacan a una sola palabra: a la nefasta actitud, según ellos de la Presidenta de los argentinos, de ‘el populismo’.
Es decir que a través de periodistas como Mariano Grondona, Carlos Majul, Ruiz Guiñazú, Hadad y compañía, Morales Solá, o sea todo el grupo TN, han impuesto esta palabra ‘populismo’; como que el populismo perjudica a la economía argentina. Ahora, lo sorprendente de todos estos grupos concentrados de economía, entres los cuales está la Sociedad Rural también, es que si miramos los números de sus economías empresariales e individuales, sus ganancias en los últimos ocho años son fabulosas.
Hay una incomodidad supuesta con este populismo pero están desafiando el sentido común porque, supuestamente, este populismo les perjudica los negocios pero precisamente estos últimos ocho años es donde mejor han hecho sus negocios.
Pero mejor que esto, el señor Alfredo Zaiat nos enseña que hay que medirlo con un organismo no oficial para que la información sea entonces pareja y lo hace el Instituto Argentino de Mercado de Capitales, que depende de la bolsa de comercio, depende de ellos mismos, o sea, depende de los empresarios que se quejan del populismo.
Y hay un análisis del primer trimestre del año 2011: en un total de 83 empresas que cotizan en bolsas para el primer trimestre del 2011, sólo el primer trimestre, registraron una saldo neto positivo de 7.300 millones de pesos.
Esto implica un aumento del 41,3% más respecto del primer trimestre del año 2010.
Es decir que en el primer trimestre de este año han incrementado sus ganancias el 41,3%, aún medidos en dólares y con el ajuste por inflación mediante el resultado positivo es de 1,811 millones de pesos.
Un nivel impactante de divisas que manejan estos grupos empresarios. Este resultado neto trimestral surge de los balances con ganancias por 7.590 millones de pesos y apenas pérdidas en algunas empresas menores por 244 millones.
Del total de 83 compañías 59 tuvieron ganancias y sólo 24 tuvieron pérdidas; pero pérdidas, además, por montos muy reducidos, en general cubiertos por los seguros, por ejemplo, en el agro, que manejan estos grupos empresarios.
Surge un resultado positivo respecto del año 2004, por hablar del principio de la recuperación de la economía argentina después de la debacle del año 2001, digo un resultado positivo del 16% en términos netos; incluido el ajuste por inflación que tampoco para este estudio se toma el INDEC, porque el INDEC es verdad que no resulta creíble, y se toma un instituto privado, el Instituto de Precios al Consumidor de una de las provincias que tiene el más alto índice de ajuste al consumidor, que es la provincia de San Luis.
Aún así los resultados son los que acabamos de dar. El principal aumento anual de ganancias lo tuvo el petróleo y el gas y eso se ve en las estaciones de servicio cuando usted va a cargar gas en su vehículo o a cargar gasoil o a cargar nafta.
El índices de ganancias aumentó en este trimestre, a las empresas que más le aumentó (empresas de petróleo y gas), el 41% anual con esta proyección; en segundo lugar está la metalurgia y la siderurgia y en tercer lugar los bancos con un jugoso 22% neto de manejo de dinero líquido, sin ningún tipo de costos en materia prima ni nada porque ellos venden servicios y venden dinero.
Han tenido una suba en sus balances del 48% y sintetizando, por ejemplo, y sólo citando algunos ejemplos, los grupos empresarios más quejosos del populismo, que no le deja hacer negocios, encabezan el ranking de ganancias en el primer trimestre de 2011, y en millones de pesos. YPF facturó de utilidades, escuche bien, 1.774 millones de pesos.
Otro de los que se queja y financia los programas que dicen que la economía está en bancarrota, el Banco Santander Río, por ejemplo, facturó 371 millones de pesos de ganancias; el Banco Macro, en sólo los primeros 90 días del año, hizo 258 millones de pesos; el Grupo Clarín, que habla pestes del populismo y de la economía argentina, se lleva 152 millones de pesos en apenas tres meses con los canales y con el diario y Molinos Río de la Plata, el último, por decir último no crea que porque digo último va en pérdida, 94 millones de pesos.
Estas compañías representan a los 9 sectores más dinámicos de la economía argentina y tienen una evolución constante en crecimiento en sus líneas de cuadros de ganancias, desde el 2003 para aquí no han tenido un solo año negativo. Los empresarios deberían ser por lo tanto, dice Zaiat, los promotores más entusiastas de lo que ellos llaman ‘la política populista’ y dejar de maldecir esta política populista que como nunca, como nunca, les ha hecho ganar tanta cantidad de millones de pesos.

Esta entrada fue publicada en Editoriales y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>